Francisco Franco Bahamonde

De MilitarWiki
Saltar a: navegación, buscar
Francisco Franco
Francisco Franco Bahamonde

Escudo de Espana 1945-1977.png
Jefe del Estado de España
1 de octubre de 1936 [1] – 20 de noviembre de 1975
Precedido por Miguel Cabanellas Ferrer (bando nacional)
José Miaja Menant (bando republicano)
Sucedido por Alejandro Rodríguez de Valcárcel (Pte. Consejo de Regencia) da paso a
Juan Carlos I (Rey de España)

69° Presidente del Gobierno español
30 de enero de 1938 – 8 de junio de 1973
Vicepresidente   Francisco Gómez-Jordana Sousa(1938-1939)
Agustín Muñoz Grandes(1962-1967)
Luis Carrero Blanco(1967-1973)
Precedido por Francisco Gómez-Jordana Sousa (bando nacional)
Juan Negrín López (bando republicano)
Sucedido por Luis Carrero Blanco
Nacimiento 4 de diciembre de 1892
Flag of Spain.png Ferrol, La Coruña
Fallecimiento 20 de noviembre de 1975 (82 años)
Flag of Spain.png Madrid
Partido FET y de las JONS
Cónyuge Carmen Polo
Hijos Carmen Franco
Profesión Militar
Residencia Palacio Real de El Pardo (oficial)
Pazo de Meirás, Sada (privada)
Alma Máter Academia de Infantería de Toledo
Religión Católica

Francisco Paulino Hermenegildo Teódulo Franco Bahamonde (Ferrol, La Coruña, 4 de diciembre de 1892 – Madrid, 20 de noviembre de 1975), conocido como Francisco Franco o simplemente Franco, fue un militar y político español, uno de los líderes del Pronunciamiento del 17 y 18 de julio de 1936 que desembocó en la Guerra Civil Española, fue elegido en octubre de 1936 Jefe Supremo del bando sublevado, ejerciendo como Jefe de Estado de España desde el término del conflicto, hasta su fallecimiento en 1975. Líder del partido único Falange Española Tradicionalista y de las JONS, fue inspirador del movimiento ideológico autoritarista conocido como franquismo, que aglutinó en torno al culto a su persona, a diferentes tendencias del conservadurismo, del nacionalismo y del catolicismo opuestas a la Izquierda política y al desarrollo de formas democráticas de gobierno.

El inicio de la carrera militar de Franco quedó marcada por la Guerra del Rif en Marruecos, alcanzando la graduación de General en 1926. Durante la Segunda República Espoñola, tras dirigir la Academia Militar de Zaragoza, le fue encomendada en otoño de 1934, la dirección de las operaciones militares para sofocar y reprimir el movimiento obrero armado que había declaró la revolución de Asturias de 1934. Designado Comandante en Jefe del Ejército de África y Jefe del Estado Mayor, el recuerdo de la represión ejercida en Asturias no fue del agrado del Gobierno del Frente Popular y fue apartado y destinado a las Islas Canarias.

En julio de 1936, Franco se une al golpe de estado liderado por el General Mola contra el gobierno de la Segunda República Española. El golpe fracasó y dio lugar a la Guerra Civil Española, y las sucesivas muertes de Sanjurjo primero (a pocos días del golpe) y de Mola (ya durante la guerra) en accidentes aereos, Franco ve el camino libre para convertirse en líder indiscutible de los sublevados.

Después de vencer en la Guerra Civil se inició una durísima represión contra los opositores.[2] Durante la Segunda Guerra Mundial, Franco mantuvo una política oficial de neutralidad; sin embargo, ayudó de diferentes formas a la Alemania Nazi y, en menor escala, a la Italia Fascista, contra la Unión Soviética. La forma más conocida de colaboración fue el envío de tropas (la denominada como División Azul) para ayudar a los alemanes en la campaña de Rusia. Antes de la invasión de la Unión Soviética por el Ejército alemán, Franco y Hitler se reunieron en Hendaya el 23 de octubre de 1940.

Durante la Guerra Fría, los Estados Unidos establecieron una alianza diplomática con Franco, debido a su adhesión a los principios anticomunistas. Años después, el presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, apoyó a Franco visitando España, y después de su visita declaró que Franco había sido «un fiel amigo y aliado de los Estados Unidos».

En lo social, Franco intentó establecer un régimen inspirado en el corporativismo (no en el neocorporativismo de los fascistas, sino en el paleocorporativismo de la Edad Media), el nacionalismo (frente al carácter independentista de diversos nacionalismos periféricos) y la insistencia en los valores tradicionales (religión, familia, propiedad, autoridad, etc.).

Desde 1947 y hasta su muerte fue de facto regente de España, que él gobernó como un dictador, a través de la represión de las opiniones disidentes institucionalizado la tortura, los campos de concentración (como Los Merinales en Sevilla, San Marcos en León, Castuera en Extremadura, y el campo de Miranda de Ebro), pesadas penas de prisión, y la aplicación de la pena de muerte contra delincuentes y opositores políticos. Después de su muerte, España inició una transición hacia la democracia.

Contenido

Infancia y formación militar

Nacido como Francisco Paulino Hermenegildo Teódulo Franco Bahamonde en Ferrol (La Coruña). El padre de Franco, Nicolás Franco y Salgado de Araújo, fue capitán de la Marina, y su madre, María del Pilar Bahamonde y Pardo de Andrade, provenía de una familia que tenía una tradición de servicio en la marina, incluidos sus hermanos Nicolás, oficial de marina y diplomático, y Ramón, un pionero aviador que fue odiado por muchos de los seguidores de Francisco Franco. La madre de Franco, a través del séptimo Conde de Lemos y su esposa, la tercera Condesa de Villalva, descendiente de la realeza portuguesa por dos ascendentes: de una hermana del rey Manuel I de Portugal, y de otros reyes portugueses.

Franco seguiría a su padre en la Armada, pero la admisión a la Academia Naval fue cerrada desde 1906 a 1913. Para disgusto de su padre, Franco decidió incorporarse al ejército español. En 1907, ingresó a la Academia de Infantería de Toledo siendo su Coronel Don José Villalba Riquelme, [3] en la que obtuvo el despacho de Alférez en 1910.


Carrera militar

Franco a los 18 años tras graduarse de la Academia como segundo teniente. Foto tomada en Ferrol y a la que él mismo puso fecha bajo su nombre: 27.9.1910.

Fue ascendido a teniente. Dos años más tarde, fue destinado a Marruecostras solicitar por carta a su antiguo Coronel de la Academia José Villalba Riquelme que lo incorporara a su Regimiento . Los esfuerzos españoles por ocupar físicamente su nuevo protectorado en África provocó la prolongada Guerra del Rif (1909–1927) con los marroquíes. Las tácticas usadas en el momento dieron lugar a grandes pérdidas entre los oficiales del Ejército español, pero también le dieron la oportunidad de ascender por sus méritos. Se decía que en la guerra los oficiales recibirían un «ataúd o faja de general».

Franco se ganó pronto la reputación de ser un buen oficial. Se incorporó a la recién formada Fuerzas Regulares Indígenas, unidad colonial españolas que actúan como tropas de choque.

En 1916, a la edad de 23 años fue ascendido a capitán, fue gravemente herido en una escaramuza en El Biutz. Su supervivencia le mereció la fama de «hombre de baraka» (buena suerte) a los ojos de las tropas nativas. También se le propuso, sin éxito, para la más alta recompensa militar al valor del Ejército español, la codiciada Cruz Laureada de San Fernando. En lugar de ello, fue ascendido a comandante, convirtiéndose en uno de los más jóvenes oficiales en alcanzar dicho empleo del Ejército español.

Desde 1917 hasta 1920, dejó las islas y fue asignado a tierra firme española. Aquél año el Ministro de Guerra General José Villalba Riquelme mando fundar la Legion y puso como primer mando y organizador al teniente coronel José Millán Astray, un histriónico pero carismático oficial, considerado fundador de la "Legión Extranjera", unidad similar a la Legión Extranjera Francesa. Franco se convirtió el segundo en el mando en la Legión, y regresó a África.

El 24 de julio de 1921, el mal comandado y exhausto ejército español sufrió una aplastante derrota en Annual a manos de las tribus rifeñas, encabezadas por los hermanos de Abd el Krim. La Legión simbólicamente, si no materialmente, salvó a los enclaves españoles de Melilla después de una agotadora jornada de tres marchas forzadas dirigidas por Franco. En 1923, ya un teniente coronel, fue nombrado comandante de la Legión.

Ese mismo año, el 16 de octubre, se casó con Carmen Polo en la iglesia de San Juan el Real (Oviedo); con quien tuvo una hija, María del Carmen, quien nació en 1926. Como un acto especial de honor, su padrino en la boda fue el Rey Alfonso XIII representado por el general Antonio Olsada,[4] un hecho que le marcaría durante la República, como oficial monárquico.

Ascendido a coronel, Franco dirigió a la primera oleada de tropas de tierra en Alhucemas en 1925. Este desembarco en el corazón de la tribu de Abd el Krim, junto con la invasión francesa del sur, significó el comienzo del fin de la corta República del Rif.

Según la propaganda franquista fue el general más joven de Europa en 1926, aunque hoy día algunos autores discuten esa afirmación [5]. Franco fue nombrado en 1928 director de la recién creada Academia Militar Mixta en Zaragoza, un nuevo colegio para todos los cadetes del ejército, en sustitución de la antiguas instituciones separadas para jóvenes aspirantes a convertirse en oficiales de infantería, caballería, artillería, y otras ramas del ejército.

Durante la Segunda República Española

El levantamiento de Asturias

Artículo principal: Revolución de Asturias de 1934

Las elecciones que se celebraron en octubre de 1933 dieron como resultado la victoria del centro derecha. En oposición a este gobierno, un movimiento revolucionario estalló el 5 de octubre de 1934. Este levantamiento fue rápidamente reprimido en la mayor parte del país, pero ganó un bastión en Asturias, con el apoyo de los mineros de los sindicatos.

Franco, que ya era un general de División, y el asistente del Ministro de la Guerra, Diego Hidalgo, fueron puestos al mando de las operaciones dirigidas a reprimir la insurgencia. Las fuerzas del Ejército de África se llevan la peor parte de esto, con el General Eduardo López Ochoa como comandante en el terreno. Después de dos semanas de intensos combates (y un número de muertes estimado entre 1.200 y 2.000), la rebelión fue suprimida.

La insurrección en Asturias intensificó el antagonismo entre la Izquierda y la Derecha. Franco y López Ochoa, que, con anterioridad a la campaña en Asturias, se consideran como unos funcionarios de tendencia izquierdista, estuvieron marcados por la izquierda como enemigos. Al comienzo de la Guerra Civil, López Ochoa fue asesinado. Algún tiempo después de estos acontecimientos, Franco fue brevemente Comandante en Jefe del Ejército de África (desde el 15 de febrero en adelante), y desde el 19 de mayo de 1935, Jefe del Estado Mayor General.


Elecciones Generales de 1936

Después de que la decisión de coalición de centro derecha se derrumbó en medio del escándalo de corrupción Straperlo, se programaron nuevas elecciones.

Dos amplias coaliciones: el Frente Popular de la izquierda, desde la Unión del Partido Republicano a los comunistas y el Frente Nacional de la derecha, que van desde el centro radicales a los conservadores carlistas. El 16 de febrero de 1936, la izquierda ganó por un estrecho margen.

El día después de las elecciones se caracterizaron por casi caóticas circunstancias. Franco presionado sin éxito tener un estado de emergencia declarado, con el fin de sofocar los disturbios y ordenada que permita un recuento de votos.

En lugar de ello, el 23 de febrero, Franco fue enviado a un lugar distante, y se le otorgó el puesto de Comandante Militar de las Islas Canarias, lejos de la península y con pocas tropas bajo su mando.

El 23 de junio de 1936, Franco envió una carta al jefe del Gobierno, Casares Quiroga, que ofrece a sofocar el descontento en el ejército, pero no fue respondida. Los otros rebeldes están decididos a seguir adelante, «con Paquito o sin Paquito» (con Franco o sin él), ya que fue formulada por José Sanjurjo, el líder honorario del levantamiento militar.

Mientras tanto, una conspiración encabezada por Emilio Mola fue tomando forma. Franco se puso en contacto con los líderes de esta conspiración, pero mantuvo una actitud ambigua casi hasta julio.

Tras el asesinato de José Calvo Sotelo, líder del minoritario partido Renovación Española, Franco se suma a los preparativos para la sublevación militar que se estaba gestando por parte de los generales Sanjurjo y Mola, iniciada el 17 de julio.

Después de varios aplazamientos, el 18 de julio se fijó como fecha de la sublevación. La situación llegó a un punto de no retorno y, tal como se presentaba a Franco por Mola, el golpe era inevitable y tenía que elegir un lado. Él decidió unirse a los rebeldes y se le encomendó la tarea de los comandantes del Ejército de África. Una avioneta de propiedad privada DH 89 De Havilland Dragon Rapide, fue fletada en Inglaterra el 11 de julio para trasladarlo hacia África.

El 18 de julio de 1936 se traslada desde Las Palmas de Gran Canaria a Tetuán (Marruecos), donde llega a las siete de la mañana del día 19, tras una larga escala en Casablanca (Marruecos), para ponerse al frente de las tropas sublevadas del Protectorado español de Marruecos. Este viaje lo realiza a bordo de una aeronave modelo De Havilland Dragon Rapide, alquilada en el aeropuerto de Croydon en Londres por el corresponsal del diario ABC en aquella ciudad Luís Bolín.


Guerra Civil

Artículo principal: Guerra Civil Española

El 22 de julio, el Marqués de Luca de Tena y el propio Bolín, partidarios de la sublevación militar, se entrevistan con Benito Mussolini en Roma para pedirle ayuda. Pocos días después, el 27 de julio de 1936, llega a España el primer escuadrón de aviones italianos.[6]

El Decreto nº 138 de 29/9/1936, redactado por la Junta de Defensa Nacional, presidida por el general Cabanellas, nombra a Franco como Jefe del Gobierno del Estado Español, «quien asumirá todos los poderes del nuevo Estado». No obstante, Franco y la prensa de la zona nacional, siempre se referirían a él como Jefe del Estado y Generalísimo de los ejércitos, evitando así una posible ambigüedad en el sentido de que el mandato otorgado fuera provisional.

El 3 de octubre de 1936 se constituye en Burgos la denominada Junta de Defensa Nacional , gobierno de la zona nacional presidido por el general Dávila, bajo la Jefatura de Franco. Tras la elección de Franco, un general del ejército nacional dirá: Ustedes no saben lo que han hecho eligiendo a Franco.....no dejará que nadie le quite el puesto desde hoy hasta el día de su muerte. Su gobierno se orientó inicialmente al triunfo militar sobre la España republicana, y contó con el apoyo de Hitler y Mussolini. A semejanza de éstos, que se hacían llamar respectivamente Führer y Duce, Franco adoptó durante la contienda el título de Caudillo, que junto con el de Generalísimo fueron los títulos con los que se le denominó oficialmente. También recibió apoyo y ayuda económica del Vaticano. Franco decretó la unificación de los partidos que formaban la Junta Técnica, creando así la FET de las JONS el 19 de abril de 1937. El 30 de enero de 1938 la presidencia de la Junta Técnica pasa a ser asumida también por Franco, que queda como Jefe de Estado y de Gobierno. El asesinato del derechista líder de la oposición José Calvo Sotelo por tropas policiales (muy probablemente actuando por su propia cuenta, como es el caso de José Castillo) precipitó la sublevación. El 17 de julio, un día antes de lo previsto, el Ejército de África se rebeló, y detuvo a la práctica totalidad de sus comandantes. El 18 de julio, Franco publicó un manifiesto y abandonó las Islas Canarias dirigiéndose a África, a donde llegó el día siguiente para tomar el mando.

Una semana más tarde, los rebeldes, que antes llamaban a sí mismos "nacionales", sólo controlaban un tercio de España, y la mayoría de las unidades de la Armada se mantuvo bajo control de las fuerzas leales republicanos, que dejó Franco aislado. El golpe había fracasado, pero la Guerra Civil había comenzado.


Primeros meses de guerra

Franco a pesar de que no tenía dinero, mientras que el estado de tesorería se encontraba en Madrid con el gobierno, hubo un vestíbulo económico organizado en Londres cuidando sus necesidades financieras con Lisboa como su base de operaciones. Franco dijo una vez, «tengo todas mis inspiraciones del gran Robert E. Lee. Si pudiera crecer la barba, me gustaría». Finalmente, iba a recibir la ayuda de su importancia económica y diplomática.

Tras el 18 de julio de 1936, Franco asumió el mando de 30.000 soldados del ejército español en África. Los primeros días de la insurgencia fueron marcados con una grave necesidad de asegurar el control sobre el Protectorado español de Marruecos. Por un lado, Franco logró ganar el apoyo de los nativos y sus autoridades (nominales), y, por otro, para asegurar su control sobre el ejército. Esto condujo a la ejecución sumaria de unos 200 altos oficiales leales a la República (uno de ellos su propio primo hermano). Franco el primer problema era cómo mover sus tropas a la Península Ibérica, ya que la mayoría de las unidades de la Armada Habían permanecido en el control de la República y estaban bloqueando el Estrecho de Gibraltar. Solicitó la ayuda de Mussolini, que respondieron con una oferta incondicional de las armas y aviones; Wilhelm Canaris, jefe de la inteligencia militar alemana, persuadió a Hitler, así como, en apoyo de los nacionalistas. Desde el 20 de julio en adelante pudo, con un pequeño grupo de los 22, principalmente alemán Junkers Ju-52 aviones, para iniciar un puente aéreo a Sevilla, donde sus tropas ayudaron a garantizar el control de los rebeldes de la ciudad. A través de representantes, Franco comenzó a negociar con el Reino Unido, la Alemania Nazi y la Italia Fascista para obtener más apoyo militar, y, sobre todo, para más aviones. Las negociaciones tuvieron éxito en los dos últimos el 25 de julio, y los aviones empezaron a llegar a Tetuán el 2 de agosto. El 5 de agosto, Franco fue capaz de romper el bloqueo con los recién llegados apoyo aéreo, con éxito el despliegue de un buque convoy con unos 2.000 soldados.

A principios de agosto, la situación en el oeste de Andalucía es lo suficientemente estable que le permita organizar una columna (unos 15.000 hombres en su apogeo), bajo el mando del entonces teniente coronel Juan Yagüe, que marcha a través de Extremadura hacia Madrid. El 11 de agosto, Mérida fue tomada, y el 15 de agosto en Badajoz, por lo tanto unirse a los "nacionales" de las zonas controladas. Además, Mussolini ordenó un ejército de voluntarios, la Corpo Truppe Volontarie (CTV), de unos 12.000 italianos plenamente motorizado de las unidades de Sevilla y Hitler añadido a un escuadrón de profesionales de la Luftwaffe (2JG/88) con alrededor de 24 aviones.

El 21 de septiembre, con el jefe de la columna en la localidad de Maqueda (unos 80 km de Madrid), Franco ordenó un desvío para liberar la guarnición sitiada en el Alcázar de Toledo, lo que se logró el 27 de septiembre. Esta controvertida decisión dio tiempo al Frente Popular para reforzar sus defensas en Madrid y mantener la ciudad ese mismo año, pero fue un importante éxito de la moral y la propaganda para Franco.


Ascenso al poder

Franco preside en desfile por la victoria en la guerra civil. Madrid, 1939.

El designado líder de la revuelta, General José Sanjurjo, murió el 20 de julio de 1936 en un accidente aéreo. Por lo tanto, en la zona nacional, «la vida política ha cesado». En principio, sólo el comando militar es lo que importa; Este se divide en comandos regionales: Emilio Mola en el Norte, Gonzalo Queipo de Llano en Sevilla al mando de Andalucía, Franco con un Estado independiente Mando y Miguel Cabanellas Ferrer, en Zaragoza, al mando de Aragón. El ejército español de Marruecos se dividió en dos columnas, una comandada por el general Juan Yagüe y el otro comandado por el Coronel José Varela.

El 24 de julio, se creó, con sede en Burgos la Junta de Defensa Nacional, presidida por Cabanellas, como el general más veterano, que inicialmente incluía Mola, otros tres generales y dos coroneles; Franco fue añadido a principios de agosto. El 21 de septiembre, se decidió que Franco iba a ser comandante en jefe (a este mando unificado se opone sólo Cabanellas), y [14], y después de un breve debate, con no más de un tibio acuerdo de Queipo de Llano y de Mola, también jefe de gobierno. Fue sin duda, ayudado a esta primacía por el hecho de que, a finales de julio, Hitler había decidido que la totalidad de la ayuda concedida por Alemania a los nacionales irían a Franco.

Mola, Franco consideró como no aptos y no forma parte del primer grupo rebelde. Pero Mola mismo ha sido un tanto desacreditado como el principal planificador de la tentativa de golpe de estado que ha degenerado en una guerra civil, y estaba fuertemente identificado con el monárquicos carlistas y no en absoluto con el partido fascista Falange, ni tienen buenas relaciones con los alemanes; Queipo de Llano y Cabanellas ambos anteriormente se habían rebelado contra la dictadura de Miguel Primo de Rivera y, por consiguiente, el descrédito en algunos círculos nacionalistas; Y congregados líder José Antonio Primo de Rivera, estaba en la cárcel en Madrid (dentro de unos meses más tarde, de ser ejecutado) y el deseo de mantener un lugar abierto para él impedido cualquier otro dirigente falangista que aparezcan como un posible jefe de estado. Franco distanciamiento de la política anterior significaba que había pocos enemigos activo en cualquiera de las facciones que deben ser apaciguados, y ha colaborado en los últimos meses con Alemania e Italia. [17]

El 1 de octubre de 1936, en Burgos, Franco fue proclamado públicamente como Generalísimo del Ejército Nacional y Jefe de Estado. Mola estaba furioso y Cabanellas intervino para calmar los espíritus. Cuando Mola resultó muerto en otro accidente aéreo, un año más tarde (2 de junio de 1937), ningún líder militar quedó de los que organizó la conspiración contra la República entre 1933 y 1935.


La dictadura

Artículo principal: Franquismo
Franco. Paco Ribera, 1939

Concluida la Guerra Civil el 1 de abril de 1939, se produjo el exilio de miles de españoles al extranjero, a los cuales ayudó, entre otros, el cónsul chileno Pablo Neruda, quien le pidió autorización al presidente de aquel momento Pedro Aguirre Cerda, los refugiados llegaron al Valparaíso en el barco Winnipeg. Se desarrolló una amplia política de represión contra los opositores a la dictadura, con fusilamientos, encarcelamientos y condenas a trabajos forzados en obras hidráulicas como pantanos y canales de riego (como en La Corchuela, Canal del Bajo Guadalquivir), ferrocarriles, construcción del monumento del Valle de los Caídos y otros.

El 4 de septiembre de 1939, España se declara neutral en la Segunda Guerra Mundial que acababa de comenzar. Más tarde cambiará ese estatus a no-beligerante en cierto grado de favor del Eje, el 12 de junio de 1940.

Previamente al encuentro con Hitler en 1940 en la llamada reunión de Hendaya, Franco se había reunido con el Jefe de Inteligencia militar, Wilhelm Canaris, máximo líder de la Abwehr, quien secretamente lo aconsejó de no unirse al eje.

Franco, presionado además por corrientes internas, siguió el consejo de Canaris y en la reunión de Hendaya el líder español hizo peticiones a Hitler, que fueron rechazadas a sabiendas, lo cual alejó las posiciones. De todos modos hubo un cierto grado de cooperación militar en la cual España aportó con la División Azul a las huestes de la Werhmacht en el frente del Este.

Posteriormente Franco adoptó el estado de neutral el 3 de octubre de 1943, cuando ya se iba perfilando la victoria aliada.


Reunión de Hendaya

Franco y Adolf Hitler en Hendaya, 23 de octubre de 1940
Artículo principal: Entrevista de Hendaya

La llamada Reunión de Hendaya, entrevista que tuvo lugar con Adolf Hitler en Hendaya (Francia) el 23 de octubre de 1940, ha sido motivo de disputas: unas versiones afirman que el dictador alemán le presionó para que entrase en la guerra mundial, después de la ayuda prestada durante la Guerra Civil, pero que Franco arguyó que España no estaba en condiciones de entrar de nuevo en guerra. Sin embargo, otras fuentes sostienen que Franco deseaba entrar en la guerra, aunque a cambio de ocupar las posiciones francesas en Marruecos, pero que Hitler se negó a pagar este precio para no perjudicar sus relaciones con el régimen colaboracionista francés de Francia de Vichy.

Existe otra versión combinación de las dos anteriores: había en el entorno de Franco dos posturas, la de los falangistas, que querían entrar en la guerra al lado de las potencias fascistas, y la de los católicos y los militares, que querían la neutralidad. Esta última postura fue plasmada por escrito en un informe del hombre de confianza de Franco, Luis Carrero Blanco. Ante ello, Franco se decantó por el informe de Carrero. Sin embargo, para no decirle que no a Hitler, le exigió condiciones imposibles de cumplir, entre otras la ocupación de todo Marruecos, pero también entregas de armas y aviones de los que Hitler no podía prescindir.


La España de la posguerra mundial

Francisco Franco recibe al Presidente norteamericano Eisenhower, en 1959

Este apoyo fue la causa, tras la derrota nazi en 1945, de que la recién creada ONU rechazara el ingreso de España y recomendara a sus miembros la retirada de sus embajadores en 1946. Franco respondió convocando una gran manifestación en la Plaza de Oriente de apoyo al régimen que el mismo había instaurado, como haría en sucesivas ocasiones en las que la presión internacional le obligarían a mostrar un respaldo, muchas veces ficticio. El pueblo español sufrió las consecuencias del aislamiento que le impusieron al régimen naciones como Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos, que no veían con buenos ojos la pervivencia de un régimen fascista en Europa. Sólo la Argentina de Perón firmó un tratado de relaciones comerciales en enero de 1947, ratificado con la visita de Evita, la Primera Dama, en junio del mismo año.

Esta situación terminó, en parte, durante la Guerra Fría, cuando las necesidades geoestratégicas de Estados Unidos le hicieron colaborar con España. En 1950 la ONU revoca su resolución de 1946 para la retirada de embajadores y Estados Unidos nombra un embajador, pero es especialmente a partir de la firma del pacto de 1953 con EE.UU., el ingreso en la ONU en 1955 y la posterior visita del presidente Dwight D. Eisenhower a Franco en 1959, para establecer bases militares estadounidenses en España, cuando se produce una mayor apertura internacional del régimen franquista.


El desarrollo

El Seat 600, símbolo de los años del Desarrollismo económico.
Placa del ministerio de la vivienda. Durante la época franquista se promocionó la construcción de casas baratas

En los años 60, Franco comenzó a elegir ministros de reconocida formación técnica, algunos de ellos miembros del Opus Dei, en lo que se llamó la «tecnocracia», con el fin de salir del modelo autárquico anterior. España asistió a un fuerte desarrollo económico, en el que tuvo mucho que ver el auge del turismo, creándose una nueva clase media que era bastante reducida hasta entonces. Es también en estos años 60 cuando se produce la emigración de cientos de miles de españoles de las zonas más deprimidas de España hacia diferentes países de Europa, principalmente Alemania, Países Bajos, Suiza y Francia, lo que se tradujo en una no despreciable fuente de ingreso de divisas. El desarrollo y el creciente contacto con los vecinos europeos (gracias al turismo y a la emigración) dieron lugar a nuevas tensiones sociales, si bien Franco no llegó a ver peligrar su poder, gracias a la unidad del ejército y a la inercia del sistema. En 1966 fue aprobada por referéndum su propuesta de Ley Orgánica del Estado, en la cual se preveía la separación de los cargos de Jefe del Estado y Jefe de gobierno.

En cuanto a la evolución social de esta época, cabe destacar el crecimiento demográfico (de 30 a 33 millones en la década de los 60), incremento de las clases urbanas, y la reducción de la tasa de analfabetismo hasta convertirse en la más baja en España hasta esa fecha: por debajo del 1,5%. En esa década España recuperó el nivel económico anterior a la guerra civil.

Entre 1962 y 1963 se cometieron dos intentos frustrados de atentados contra la vida del generalísimo, promovidos ambos por la DI (Defensa Interior). No lograron acabar con la vida del dictador debido a la rápida acción de su escolta personal, liderada por el General de brigada Don Vicente Fernández Bascarán, Jefe de la Casa Civil del Generalísimo y ex-director de la Tercera Sección de Información del Alto Estado Mayor.

En 1965 y 1968 se produjeron varios casos de agitación universitaria contra el régimen.

Con el inicio de la actividad de grupos terroristas como ETA y el FRAP llevó a cabo un último esfuerzo de represión que culminó con sentencias de muerte para once terroristas (ocho del FRAP y tres de ETA), de los que, finalmente, el 27 de septiembre de 1975, fueron ejecutados cinco, pues el gobierno, en una reunión presidida por Franco el día anterior, decidió no ejecutar a seis de los condenados a muerte, dos mujeres (por estar embarazadas) y cuatro hombres.

Franco proclamando al principe Juan Carlos como su sucesor, 21 de julio de 1969

La noticia de las ejecuciones provocó una fuerte reacción internacional (antes de la misma, muchos gobiernos, y personalidades como el Papa Pablo VI, habían pedido clemencia). Quince países europeos retiraron sus embajadores, fue asaltada la embajada española en Lisboa, se produjeron multitudinarias manifestaciones en las principales ciudades europeas y se cortaron las comunicaciones telefónicas y telegráficas con varios países.


Muerte y transición

Franco contrajo una enfermedad a consecuencia de la cual falleció tras una larga agonía, en Madrid, el 20 de noviembre de 1975.

Antes, el 21 de julio junio de 1969 Franco había nombrado al príncipe Juan Carlos como su sucesor a título de Rey, lo cual implicaba la restauración de la monarquía en España.

Tumba de Franco en el valle de los Caídos.

Tras la muerte de Franco, el 22 de noviembre de 1975 Juan Carlos hereda la jefatura del estado y, en contra de lo planeado por el dictador, la democracia se reinstaura, en un proceso conocido como Transición Española.


Ideología del régimen

El gobierno de Franco se caracterizó por la instauración de un régimen de tipo totalitario. Sólo se permitían los sindicatos verticales, que unían simbólicamente a patronos y obreros con el fin de mantener la apariencia y el orden público, y un único partido, Falange Española Tradicionalista y de las JONS. Este último estaba constituido por la fusión de Falange Española y el carlismo y las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista (JONS), que se habían unido a la Falange antes de la guerra. Así, el régimen estaba fundado en un ideario de ultraderecha, de confesión católica, cuyo gobierno fue reconocido por el Papa Pío XII,[7] siendo amparado ante la Santa Sede por el Opus Dei, organización con la que tuvo gran cercanía.

Estando basado en una economía capitalista que integraba proyectos sociales. Ejemplo de esto son la Seguridad Social, sistema sanitario público que se desarrolló ampliamente durante la dictadura o el Fuero del Trabajo, que eran un seguido de obligaciones del individuo afines al régimen, proclamadas como «libertades», cuando eran obligaciones. En el mismo sentido se crearon las políticas de viviendas de renta limitada para las clases más desfavorecidas o la del subsidio de paro.

Franco y el príncipe Juan Carlos.

La corrupción durante la dictadura

Aunque el dictador no es generalmente considerado una persona avariciosa, ni acumuló una gran fortuna, durante la dictadura franquista fueron numerosos los casos de corrupción que salpicaron a los circulos familares (especialmente por parte de Nicolas Franco, de Pilar Franco y su yerno el Marques de Villaverde), políticos y de amistad que rodeaban al dictador, siendo acusado de laxitud y tolerancia con la misma, por ello, en numerosas ocasiones los propios poderes públicos se encargaban de enmascarar estos escándalos, lo cual era posible gracias a la inexistencia de libertad de prensa y la represión. Por ejemplo en el caso de "Manufacturas Metálicas Madrileñas", el propio hermano del dictador fue penalmente amnistiado por el Consejo de Ministros. Su hermana Pilar, viuda madre de 10 hijos, cuyos únicos ingresos eran los que provenían de una módica pensión por viudedad de la época, acumuló una inmensa fortuna y diversas propiedades, recibiendo finalmente 12 millones y medio de pesetas en concepto de pensión hasta su muerte.


Entre otros, fueron de especial relevancia los escándalos de la estafa piramidal inmobiliaria SOFICO, el fraude en las ayudas a la exportación MATESA y a la industrialización en el caso de "Confecciones Gibraltar", la desaparición de 4 millones de litros de aceite del Estado REACE,[8][9]

Tras el final de la guerra civil, la destrucción y el hambre agudizó el estraperlo y el comercio ilegal a través de las fronteras. Posteriormente, numerosas fortunas florecieron gracias al desarrollo económico, utilizando para ello las influencias del llamado "Clan del Pardo", que era el nombre que englobaba a los circulos cercanos al dictador por ser el Palacio del Pardo su residencia oficial, y la evasión de capitales al extranjero, principalmente con destino a Suiza[10] y José Antonio Martínez Soler,[11] afirmo que :

"Debajo de la dictadura había una corrupción costante y generalizada"

La familia Franco acumuló gran cantidad de bienes y propiedades durante la dictadura como la casa señorial gallega del "Pazo de Meiras" o el "Palacio de Cornide", "El Canto del Pico" en las cercanías de Madrid. Según Mariano Sánchez Soler, que ha publicado diversos libros de investigación sobre la fortuna acumulada por los Franco, la familia poseía un entramado de más de 150 empresas diversas y un patrimonio valorado entre 6.000 y 10.000 millones de pesetas.[12]

En el año 2008, el parído político Izquierda Unida, presentó una proposición parlamentaria para posibilitar la devolución al Estado del patrimonio del dictador, finalmente el gobierno socialista aprobó que los bienes fueran declarados de interes cultural, lo que permite que sean visitados por la ciudadanía, pero permaneciendo en poder de la familia Franco. Por su parte, el Partido Popular se opuso a cualquiera de las iniciativas presentadas.

Vida privada

Franco residió junto a su familia en el Palacio Real de El Pardo durante toda la Dictadura.

Lo único que se conoce a ciencia cierta de la vida privada de Francisco Franco es lo que se hacía oficial y público.[13] Estaba casado con Carmen Polo y tuvo una hija, María del Carmen Franco Polo, Duquesa de Franco. Su yerno era Cristóbal Martínez-Bordiú, Marqués de Villaverde, y uno de sus bisnietos es Luis Alfonso de Borbón y Martínez-Bordiú, hijo de Alfonso de Borbón y Dampierre y de María del Carmen Martínez-Bordiú. La familia Franco pasaba sus vacaciones en el Pazo de Meirás, en La Coruña.


Literatura y cine

Con su propio nombre publicó en 1922 el libro (pretendidamente verídico) Diario de una bandera.[14] Con el seudónimo de Jaime de Andrade, Franco escribió la novela Raza, que inspiró la película del mismo título en 1942. También con seudónimo, pero de Jakim Boor, publicó una serie de artículos antimasónicos en los periódicos de la posguerra, publicados todos ellos más tarde en el libro Masonería.[15]

Además ha sido utilizado como personaje en varias novelas, películas e historietas de ficción. En 1964, José Luis Sáenz de Heredia, que ya filmara la película Raza, se hizo cargo también del film documental Franco, ese hombre. En Dragón Rapide (1986) su papel fue interpretado por Juan Diego, en Espérame en el cielo (1988) por José Soriano, en Madregilda (1993) por Juan Echanove, en Operación Gónada (2000) por Javier Deltell, en ¡Buen viaje, excelencia! (2003) por Ramon Fontserè.[16]


Emblema personal de Franco

El «Víctor» en el contexto de la placa, que data del año 1968.
Emblema «Víctor» en un monumento burgalés del año 1968.


Franco utilizó como emblema personal uno usado antiguamente por los doctores de la Universidad de Salamanca llamado «Víctor» ('Victorioso', en latín), compuesto con las letras de esta palabra.

Este emblema se utilizó mucho durante la guerra, y estuvo en la tribuna desde la cual Franco contempló el desfile de la victoria de 1939, cayendo en un relativo desuso a partir de entonces.


Estandarte y guión de Franco

El emblema personal de Francisco Franco

En 1940 se crearon el estandarte y el guión que fueron empleados hasta su muerte por el general Francisco Franco como Jefe de Estado. Se recuperó de esta forma, hasta el mes de noviembre de 1975, la Banda de Castilla. La propia banda y los dos dragantes estuvieron acompañados, como en el caso de Carlos I, por las Columnas de Hércules con fuste de plata, base y capitel corintio de oro o dorados, y ambas coronadas con una corona imperial (la columna más cercana al lado del mástil y una real antigua, abierta (la más alejada). La columna del lado más cercano al mástil aparecía colocada en el borde inferior, mientras que la otra lo estaba en el borde superior.

El estandarte, la bandera que fue izada en residencias oficiales, acuartelamientos y naves de la Armada consistió en una enseña cuadrada con los elementos mencionados.

El guión, la señal de posición, de uso castrense, fue muy semejante al estandarte pero poseía, en el lado opuesto al mástil, tres carpas redondas salientes y dos entrantes intermedias. Estuvo rodeado por flecos y acompañado de un cordoncillo, ambos de oro.


Notas

  1. En Guerra Civil hasta el 1 de abril de 1939
  2. José Luis García Delgado: «El régimen cometió el solo los suficientes crímenes como pare merecer censura con o sin etiqueta fascista. En efecto, por lo menos uno de los horrores que Franco perpetró sobrepasó cualquier cosa hecha tanto por el fascismo alemán como por el italiano hasta que el torbellino de la Guerra Mundial liberó las fuerzas demoníacas que siempre se escondieron en su interior. Mussolini ejecutó a 27 individuos desde 1922 a 1940; Franco ejecutó al menos a mil veces más personas desde 1939 a 1941» (El juicio de la Historia. José Luis García Delgado (coordinador). Temas de Hoy. Madrid, 2000.)
  3. "De 'Franquito' a ¡Franco, Franco, Franco!" por MANUEL VÁZQUEZ MONTALBÁN, publicado en "El País" el 29-11-1992
  4. Biografía en la página web «Generalísimo Franco»
  5. Un libro desmonta las "mentiras" aceptadas sobre Franco Entrevista al historiador Paul Preston sobre su libro "El gran manipulador. La mentira cotidiana de Franco" (Ediciones B/Editorial Base)
  6. Discurso de Benito Mussolini. Roma, Italia, 23 de febrero de 1941
  7. Fernando García de Cortázar: "Fotobiografía de Franco". Editorial Planeta. Barcelona, 2000 «Sin dejar de reprimir las libertades democráticas, negando los derechos sindicales, unificando la fe y el rito, encarcelando a políticos e intelectuales, liquidando disidentes de todos los colores, Franco, no obstante, tuvo la satisfacción de recibir el espaldarazo de los grandes del planeta y las bendiciones concordatarias del Vaticano, que lo consagraban como aliado bajo palio y le concedían el derecho a vetar obispos a cambio del monopolio religioso y el control moral».
  8. Caso REACE
  9. "Los escándalos económicos del franquismo". Coproducción televisiva. Varios (TVE - History Channel) 2005. Emitida por TVE 2 el día 30 de junio de 2006, 23:30 horas.
  10. En uno de los casos de evasión detectados conocido como el de la "Agenda de Rivara" en 1958 calculado en 70.000 millones de pesetas del epoca
  11. periodista de investigación durante la dictadura y en 2005 director de "20 minutos"
  12. Mariano Sánchez Soler: "Los Franco, S. A." (2003)
  13. Andrée Bachoud: "Franco". Ed. Crítica. Barcelona, 2000. "No tiene amantes, ni parece haber sentido jamás el deseo de tenerlas; carece de vicios y de pasiones, y su cultura es escasa; ni siquiera le atraen los pequeños placeres; no bebe, no fuma, no parece apreciar la buena mesa ni el placer de la conversación, excepto tal vez en su primera juventud cuando asiste a las tertulias. Tampoco destaca por sus cualidades. Su corte de aduladores, a falta de otra cosa, finge extasiarse a veces ante el tamaño de un pez acpturado o el número de piezas abatidas en una cacería".
  14. Enlace a la descarga del libro
  15. Enlace a la descarga del libro
  16. Página sobre Francisco Franco en Internet Movie Database.


Véase también


Enlaces externos


Predecesor:
Miguel Cabanellas Ferrer
(Presidente de la Junta de Defensa Nacional, bando nacional)

José Miaja Menant
(Presidente del Consejo Nacional de Defensa, bando republicano)
Jefe de Estado de España
19361975
(En Guerra Civil: 1936 - 1939)
55px
Sucesor:
Juan Carlos I
(Rey de España)
Predecesor:
Francisco Gómez-Jordana Sousa
(Presidente de la Junta Técnica del Estado, bando nacional)

Juan Negrín López
(Presidente del Consejo de Ministros, bando republicano)
Presidente del Gobierno de España
19381973
(En Guerra Civil: 1936 - 1939)
Sucesor:
Luis Carrero Blanco
Herramientas personales