TAM (Tanque Argentino Mediano)

De MilitarWiki
Saltar a: navegación, buscar
TAM - Tanque Argentino Mediano
TAM-tank-1.jpg
Tanque TAM durante desfile militar por Buenos Aires
Tipo tanque medio
País de origen Bandera de Argentina Argentina - Bandera de Alemania Alemania
Historial de producción
Fabricante Tanque Argentino Mediano Sociedad del Estado (TAMSE)
Especificaciones
Peso 28 t (vacío), 30,5 t (en combate)
Longitud 6,75 m
Ancho 3,25 m
Altura 2,42 m
Tripulación 4 (comandante, artillero, conductor y cargador)
Blindaje
Blindaje 7 - 50 mm (ver texto)
Armamento
Armamento
primario
cañón de 105 mm, en las siguientes variantes:
  • Licencia inglesa: Royal Ordnance L7A1 (en los primeros vehículos);
  • Licencia alemana: Rheinmetall LTA2 (en la mayoría);
  • Licencia francesa: CN-105-57 (en los últimos vehículos).

Munición: APFSDS-T, HEAT-T, HESH, HE, HEP-T, Canister, Humo, Trazante

Armamento
secundario
2 x ametralladoras FN MAG de 7,62 mm
Munición primaria 50 proyectiles de 105 mm
Munición secundaria 6.000 proyectiles de 7.62 mm
Movilidad
Motor MTU-MB 833 Ka-500, 6 cilindros
22.400 cm3
Potencia 720 CV(537 kW)
Potencia/peso 28 CV/t
Velocidad 75 km/h
Combustible 640 l
Rodaje cadenas con 6 ruedas de rodaje
Suspensión barras de torsión
Presión
sobre suelo
0,77 kg/cm2
Autonomía 550 km con combustible interno, 940 km con tanques auxiliares de 200 litros

El Tanque Argentino Mediano (TAM) es un tanque mediano, diseñado en 1973 por la empresa Thyssen-Henschel de Alemania para el Ejército Argentino. Utiliza el mismo chasis que el Marder, y fue fabricado por la empresa Tanque Argentino Mediano Sociedad del Estado (TAMSE),


Contenido

Historia

Columna de tanques TAM

El proyecto para la fabricación de un tanque totalmente argentino nació en 1973, cuando el Estado Mayor General del Ejército encargó la construcción nacional de un carro de combate mediano para reemplazar a los desfasados vehículos blindados que la fuerza terrestre mantenía desde la Segunda Guerra Mundial, es decir, los M4 Sherman y Sherman Firefly. El chasis y casco del nuevo tanque también debían ser utilizados para la construcción de una versión IFV, con el fin de sustituir a los obsoletos semiorugas M9.

Para ello se compraron en Francia tanques ligeros AMX-13/105, y vehículos derivados de este tanque, como transportes de personal AMX-13VTT, vehículos de combate de artillería AMX Mk. F-3 de 155 mm, y otros. Sin embargo, el AMX-13/105 no resultó ser el vehículo ideal, y el Estado Mayor General del Ejército (EMGE) decidió emitir los requerimientos para un nuevo tanque, que permitiera equipar entrar en los años 80 las unidades blindadas argentinas.

En esa época, un posible conflicto fronterizo con Chile era una de las principales preocupaciones de la cúpula militar argentina. En 1978 Argentina y el Chile de Pinochet estuvieron a punto de iniciar una guerra. En ese contexto, la idea de producir un tanque propio daría la independencia necesaria a Argentina en materiales que, en caso de conflicto, otros países le negarían.

Los requerimientos generales del tanque eran los siguientes:

  • Peso máximo de 35 toneladas.
  • Armamento principal - cañón de 105 ó 120 mm,
  • Armamento secundario - dos ametralladoras y morteros fumígenos.
  • Velocidad mínima en carretera de 70 km/h,
  • Autonomía mínima de 500 km, sin usar tanques de combustible externos.
  • Alta relación potencia/peso.
  • Dirección de tiro de última generación.
  • Baja silueta.
  • Sistema de protección NBQ.
  • Tripulación de 3-4 hombres.

Los ingenieros argentinos ya habían construído un tanque de fabricación propia en los años 40 (el Nahuel DL-43), pero al no tener experiencia en diseños modernos, acudieron en ayuda de empresas alemanas y francesas. Los alemanes ofrecieron su mediocre Leopard 1, y los franceses de GIAT Industries el similar AMX-30. Estos dos modelos, los peores de su generación, eran muy similares, basados en la errónea doctrina de que la movilidad puede compensar la falta de protección, defecto que luego se traspasó al TAM. Sin embargo, estos modelos tampoco convencieron a los argentinos. Buscando alternativas, Argentina le pidió a Estados Unidos el envío de un tanque M60 Patton por la vía FSM, para ser evaluado. Tras su evaluación, también rechazaron al tanque norteamericano, pues querían un diseño más parecido a los modelos europeos.

En 1974-1976 la empresa alemana Thyssen Henschel desarrolló dos prototipos basados el IFV Marder: uno como tanque mediano, y el otro como vehículo de combate de infantería. En 1977 ambos prototipos fueron propuestos al ejército argentino. Para no comenzar desde cero y así ahorrar tiempo y gastos, los militares argentinos aceptaron la propuesta. En ese mismo año 1977 los dos vehículos fueron sometidos por el Ejército Argentino a extensas pruebas de supervivencia y demostración de capacidades. Los prototipos fueron utilizados en todas las zonas del territorio argentino en las que podrían ocurrir hipotéticos conflictos, recorriendo 10.000 km a lo largo y ancho del país, por la cordillera de los Andes (donde fue probado a 4.560 m de altura), las selvas del norte y el desierto patagónico. Las evaluaciones se realizaron bajo temperaturas desde 40° al norte, hasta -15° al sur.

Las pruebas fueron un éxito y la Thyssen Henschel ganó el contrato, asegurando el traspaso de tecnología necesario para la construcción del blindado en territorio argentino. Dos prototipos llegaron desarmados a Argentina, donde servirían de guía a los ingenieros argentinos a la hora de ensamblarlos. El primer prototipo se destinó a la preparación de la producción, y el segundo serviría para la preparación del personal del control de calidad. El 9 de julio de 1977 el prototipo TAM A fue exhibido por primera vez en público durante el desfile del Día de la Independencia.


Producción

TAM vadeando un río con snorkel

En 1978 se inició la construcción del primer lote de 6 vehículos de preserie en los talleres de la empresa Fabricaciones Militares (FM) Río Tercero (torre) y de la FM General San Martín (chasis), siendo entregado el primer ejemplar en 1979. Así fueron ensamblados los primeros 50 ejemplares, con piezas traídas desde Alemania.

Para fabricar el resto y realizar todo el programa del TAM, el gobierno argentino creó en marzo de 1980 una empresa estatal, llamada TAMSE (Tanque Argentino Mediano Sociedad del Estado), situada en Boulogne Sur Mer, provincia de Buenos Aires. La fábrica contaría con materiales y métodos de producción modernos para la Latinoamérica de aquel entonces. Las instalaciones sumaban más de 15.000 m2. El 70% de los componentes del TAM se fabricarían en Argentina, y el 30% restante en Alemania (transmisión, óptica, sistemas de control de fuego).

La producción en serie comenzó en 1979, planeándose la construcción de 252 tanques y 316 VCI. Sin embargo, los problemas económicos y el debilitamiento del gobierno militar argentino tras la derrora en la Guerra de las Malvinas, obligaron a cerrar la produción en 1983, cuando se habían terminado sólo 150 TAM y 100 VCTP. En ese año 20 TAM y 26 VCTP fueron entregados al Ejército argentino tras ser cancelado un pedido del Perú de 80 TAM por problemas de presupuesto. En 1991, TAMSE y su línea de producción de TAM fueron detenidas, aunque en 1994 TAMSE fue reacivada para ompletar un pedido de 120 TAM y VCTP para sustiruír los M4 Sherman en la II Brigada Mecanizada del Ejército argentino. Para 1995 el Ejército argentino tenía 200 TAM, más 216 VCTP y VCPC.

Se había planificado la producción de 25 VCA-155 desde 1990, pero se completaron sólo 19, entregados en 1995, además de 50 VCTM. Las otras variantes del TAM (VCLC, VAC y VCRT), no fueron producidas por problemas presupuestarios.

La desastrosa política económica del gobierno de Carlos Menem y la falta de pedidos, hizo que en 1996 Menem ordenara la disolución de la TAMSE, cerrando así la única fábrica de Latinoamérica que producía tanques en serie.


Modernización

El cierre de la TAMSE en 1996 y el desgaste del material, provocó que para el 2003 ya habían más de 100 tanques TAM fuera de servicio, al no poder contar con suministros de repuestos, hecho que ha obligado a canibalear varios ejemplares.

A finales de los años 1990 se había llegado a un punto crítico de obsolescencia, que amenazaba con dejar al Ejército Argentino sin su principal medio de combate blindado. Con la llegada de nuevos gobiernos se abieron nuevas perspectivas. En el 2002 se iniciaron estudios para reorganizar la industria de defensa argentina, y en el 2003 se presentaron varios proyectos para revitalizar al TAM.

Uno de los programas fue la recuperaciópn de los TAM fuera de servicio. El Ejército firmó un contrato con la empresa Champion S.A., que comenzó un programa de recuperación-reparación, con capacidad de recuperar 20 ejemplares por año, comenzando por los TAM de la I Brigada Blindada, los primeros en producirse. Las mejoras comprenden nuevas capacidades para la adquisición de blancos y la instalación de un sistema de visión por infrarrojos montado en la parte externa de la torreta, a la derecha del cañón en una caja blindada.

Para preservar los tanques durante su almacenamiento por largo tiempo, la empresa Champion S.A. propuso un sistema de almacenamiento de bajo costo. Este sistema, llamado "Cobertor Activo", cubre los tanques con una capa de PVC o poliuretano, que los preserva contra las influencias climáticas. Dentro de la capa se puede regular la humedad y el escape de agua.


Diseño

Vista del compartimiento del motor del TAM

La base del TAM está basada en un IFV, ya que el chasis es el mismo que el utilizado en el Marder, y por lo tanto no es el de un tanque, condicionando en gran medida el peso final del vehículo, ya que este sistema de rodado no soporta mucho más que 30 toneladas. Si bien esta característica no le permitió portar un blindaje aceptable para las dimensiones que tiene, le proporcionó una excelente movilidad, con una baja presión sobre el suelo y alta relación potencia/peso.

Lleva su motor montado al frente del casco, al igual que el Merkava israelí, ayudando a la supervivencia de la tripulación.

A excepción del motor, la transmisión y el sistema de control de tiro, que por su sofisticación debieron ser importados, las demás partes fueron producidas por empresas estatales o privadas, que participaron en conjunto bajo la coordinación del gobierno. Compuestos esenciales del tanque como el blindaje, el cañón y los sistemas de comunicación fueron hechos en el país, siendo de diseño nacional o en muchos casos fabricados bajo licencia.

Armamento

Las primeras unidades estaban equipadas con la versión local del extendido cañón de 105 mm inglés L7A3. Las siguientes unidades fueron armadas con el cañón alemán Rheinmetall LTA2, el cual equipa a la mayoría de los TAM. Los últimos modelos adoptaron la versión localmente modificada del cañón francés CN-105-57, producida por la Fábrica Militar de Río Tercero.

Es capaz dedisparar municiones APFSDS-T, HEAT-T, HESH, HE, HEP-T, Canister, fumígena y trazadora, con almacén de 50 proyectiles.

Además del cañón principal, el TAM posee una ametralladora coaxial al cañón y otra antiaérea en la torre, ambas de 7,62mm y con 6.000 proyectiles.

Movilidad

Gracias a su escaso peso, el TAM goza de excelente movilidad, sumándose a esto la relación peso/potencia de 24hp/ton y la presión sobre el suelo de 0,77 kg/cm2. Posee un motor MTU MB 833 Ka 500 diesel de 6 cilindros y 22,4 litros, supercargado, que desarrolla 720 caballos a 2.200 rpm. Puede cruzar ríos de hasta 1,4 metros sin preparación, 2,5 metros con un sistema hidráulico de vadeo, y 4 metros con un snorkel de tres piezas que se ajusta en la cúpula del jefe del tanque, en la torreta. Por último, tiene una frenada máxima de 5m/s gracias a sus frenos de disco.

Blindaje

Puesto del conductor del TAM

El débil blindaje del TAM es su punto más criticado. Es un blindaje convencional de fabricación nacional, de una aleación de acero al cromo – níquel – mobileno, producido en la planta Altos Hornos Zapla.

El blindaje es extremadamente delgado para un tanque, vulnerable incluso a ametralladoras de gueso calibre, y pequeños cañones de 20 mm. Este defecto no lo compensa ni su movilidad, ni la silueta baja, ni la gran inclinación de las planchas de blindaje, para disminuir la eficacia de proyectiles perforantes. Esto se debe al error de seguir la moda europea de los años 60-principios de los 70, de sacrificar la protección en aras de la movilidad, cuyos mayores ejemplos fueron los mediocres tanques Leopard-1 y AMX-30.

El tanque TAM nunca combatió en guerras convencionales, y este defecto de baja protección no se puso de manifiesto en el campo de batalla. Sin embargo, en 1991 un TAM fue alcanzado a 200 metros por una ametralladora MAG, y los enormes daños producidos por una simple ametralladora alarmaron al Ejército argentino, que comenzó a buscar una solución urgente. Se trató de usar blindaje reactivo (ERA), para lo cual se iniciaron conversaciones con empresas rusas e israelíes. Pero los estudios concluyeron que el blindaje del TAM es tan delgado, que el ERA perforaría al mismo blindaje del tanque, en vez de protegerlo. ésto, junto a la falta de fondos para inciar la modernización, dejó al TAM con su blindaje delgado básico del nivel de los años 30-40.

Blindaje del TAM
Lugar Frente Detrás Laterales Techo
Casco 50 mm a 75º 35 mm a 32º 35 mm a 32º n/d
Torre 12 mm a 32º 07 mm a 32º 22 mm a 32º 07 mm a 32º


Servicio

Perfiles del TAM

El TAM nunca combatió contra otros países. Argentina y Chile por poco van a la guerra en 1978, cuando el TAM todavía estaba naciendo. Y durante laGuerra de Malvinas las mejores unidades blindadas argentinas se ubicaban en la frontera de Chile, pues se creía que si se dejaba desguarnecida dicha frontera, el país vecino aprovecharía para atacar a la Argentina mientras ésta combatía en las Islas Malvinas. El gobierno chileno de Pinochet había concentrado sus tropas en la frontera, respondiendo a la amenaza argentina ilustrada con la famosa frase del Presidente Galtieri de que "después de Inglaterra, viene Chile".

El 23 de enero de 1989, durante el gobierno de Raúl Alfonsín, el guerrillero Enrique Gorriarán Merlo lideró un grupo armado, el Movimiento Todos por la Patria (MTP), que intentó copar el Regimiento de Infantería Mecanizado 3 "General Belgrano" con asiento en La Tablada. Varios tanques TAM y transportes de personal VCTP entraron en acción aplastando la acción terrorista. Los TAM VCTP iniciaron el asalto contra el cuartel copado, mientras que los tanques TAM y otros blindados se ubicaban en sectores cercanos como elementos de apoyo de fuego. En total en los sucesos murieron 39 personas, entre ellas cinco soldados conscriptos.

El 3 de diciembre de 1990 las fuerzas militares conocidas como “carapintadas” se sublevaron por cuarta vez. Los rebeldes incluso tomaron la planta de TAMSE en Bulogne, provincia de Buenos Aires. Varios tanques TAM participaron en aplastar esta sublevación, que costó varios muertos y heridos, cientos de arrestos y 600 procesados.

La única versión del TAM que tuvo una misión de la ONU fue el VCTP, el cual fue desplegado en la ex Yugoslavia, donde demostró sus bondades y la capacidad para realizar prolongadas marchas sobre sus orugas con un bajo desgaste operativo.

Actualmente el TAM está en servicio en las siguientes unidades del Ejército argentino:

  • Brigada Mecanizadas I y II, equipando a un total de seis Regimientos de Caballería de Tanques (RCTan), siendo éstos los:
    • RCTan 1 “Gral. Brandsen”,
    • RCTan 2 “Lanceros Gral. Paz”,
    • RCTan 5 “Infernales de Güemes”,
    • RCTan 6 “Blandengues”,
    • RCTan 8 “Cazadores Gral. Necochea” y
    • RCTan 10 “Húsares de Puyrredón”.

Según la nueva reorganización del EA, cada RCTan se divide en tres Escuadrones, cada uno con trece tanques, los cuales a su vez forman tres Secciones de cuatro vehículos cada una, más un vehículo de comando.


Intentos de exportación

A pesar de ser un diseño económico, el TAM no pudo ser exportado por presiones internacionales, la mala situación económica de Argentina, y la inestable política exterior de sus gobiernos.

En 1986, en el marco de la Guerra Iran-Iraq, Iraq ordenó 400 TAM e Irán 1.000. Pero los EE.UU. presionaron para que no se vendieran a Irán, y Alemania presionó igual para que no se vendiesen a Iraq.

En 1987, Perú hizo un pedido de 40 TAM y 46 VCTP, pero la operación fue cancelada por problemas financieros.

En 1990 Ecuador realizó un concurso para elegir el tanque que equiparía a su ejército, y el TAM le ganó a los SK-105A2 y AMX-13/105, pero no se concretó ningún pedido.

Los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y Kuwait evualuaron al TAM, pero tampoco se decidieron a comprarlo.

El TAM ha quedado hoy en día relegado por la poca capacidad de ampliación del diseño, que se encuentra actualmente desfasado. La elección de un casco como el del Marder, que abarató los costos en su momento, no permite que ahora se le incorpore un cañón más pesado ni que se le agrege más blindaje (su punto más débil). Cualquiera de éstas mejoras sobrecargaría la suspensión y otros elementos motrices o al mismo casco. Hasta se intentó mejorar la protección aplicándosele blindaje reactivo, pero no prosperó. Con sus ya 30 años de servicio en el ejército, el TAM debería empezar a ser reemplazado por un tanque más moderno que esté a la altura de las circunstancias.


Variantes

vehículo de combate y transporte de infantería TAM VCTP
Amunicionador de vehículos de artillería TAM VC Amun
Obús de 155 mm TAM VCA
Lanzacohetes múltiple TAM VCLC
  • TAM VCA: ambulancia.
  • TAM VCA 155: utiliza un chasis de TAP (Tanque Argentino Pesado, un proyecto abandonado), de 40 toneladas y 7 ruedas de rodadura, y una torreta y obús de 155 mm Palmaria de origen italiano.
  • TAM VC AMUN: amunicionador de vehículos de artillería. Cuenta con cinta transportadora y aparejo para facilitar la carga. Es capaz de transportar 80 proyectiles 155mm y reabastecer a un TAM VCA en 10 minutos.
  • TAM VCCDT: con puesto de artillero.
  • TAM VCDA: defensa antiaérea con 2 cañones de 30 ó 35 mm.
  • TAM VCLC: lanza cohetes múltiple, de 160 o 350mm, utiliza proyectiles "CAL-160" o "CAL-350", versiones locales de los israelíes LAR-160 y MAR-350.
  • TAM VCLM: con sistema de misil suelo aire Roland 2.
  • TAM VCLP: equipado con un puente.
  • TAM VCPC: versión de comando modelo de base VCTP. Lleva equipos de comunicación y hasta 6 soldados.
  • TAM VCRT: para remolque y de mantenimiento.
  • TAM VCTM: porta mortero, con una pieza de 120mm y una tripulación de 5 hombres. También utilizable como antiminas instalándole rodillos "Urdan".
  • TAM VCTP: vehículo de combate y transporte de infantería, armado con un cañón RH-202 de 20mm. Puede transportar en su interior a 10 soldados que entran y salen por una rampa trasera y se puede hacer fuego desde el compartimiento de tropa gracias a unos portillos ubicados en los costados del casco.En servicio.


Comparación de las variantes del TAM
VCTP VCA 155 VCTM VCPC VCLC VCA VCRT
Peso 28.2 t 40 t 26 t 25 t 32 t 28 t 32 t
Armamento Cañón automático Rheinmetall MK.20 Rh 202 de 20 mm Obús L/41 de 155 mm Mortero de 120 mm Ametralladora FN MAG de 7.62 mm Cohetes de 160 ó 350 mm No Ametralladora FN MAG de 7.62 mm
Autonomía 590 km 520 km 520 km 520 km 520 km 520 km 520 km
Relación potencia/peso 24 hp/t 18 hp/t 28.8 hp/t 28.8 hp/t 22.5 hp/t 26.7 hp/t 22.5 hp/t
Velocidad máxima por carretera 75 km/h 55 km/h 75 km/h 75 km/h 75 km/h 75 km/h 75 km/h

Virtudes y defectos

Habitualmente se alega que el TAM fue hecho de acorde a las condiciones específicas argentinas, lo cual es una afirmación dudosa. La idea de producir un tanque propio era ventajosa, ya que al estar diseñado para ser usado en un escenario específico propio, el operario obtiene un vehículo más acorde a las necesidades propias, que un producto de otro país hecho para otros teatros de operaciones. Así, teóricamente, el TAM supuestamente fue desarrollado teniendo en cuenta aspectos de Argentina, como sus vías de transporte, estado de sus caminos, geografía, grandes distancias a recorrer.

Sin embargo, la realidad no fue así, pues los argentinos sí tomaron un diseño hecho para teatros de operaciones muy distintos a la Argentina. Como base del TAM escogieron al Marder, un vehículo diseñado para el teatro de operaciones de Europa. La geografía e infraestructuras de Alemania no son nada parecidas a las de Argentina; y el teatro de operaciones europeo, saturado de tanques, aviación y armas antitanque de todo tipo y sofisticación, tampoco era nada similar a cualquier posible teatro de operaciones latinoamericano.

Esta ambiguedad también lo demuestra el hecho de que el Ejército Argentino pidiera a Estados Unidos un pesado tanque M60 Patton para ser evaluado por el programa TAM. Extraño paso de los militares argentinos, que supuestamente buscaban un vehículo ligero, y que sabían perfectamente que el M60 con sus 53 toneladas sobrepasaba ampliamente las supuestas necesidades de un tanque "máximo de 35 toneladas", para los terrenos y relieves argentinos.

Al final rechazaron al tanque norteamericano, alegando ser muy pesado para el teatro de operaciones local, tener de poca autonomía para las extensiones del país, ser más lento y más costoso de adquirir y mantener. Argumentos éstos extraños, pues el vecino de Argentina Brasil; que tiene más extensión, peor relieve y una economía proporcional a la argentina, no tuvo ningún problema en adquirir y operar con todo éxito al M60, hasta el día de hoy. En realidad los argentinos estaban influenciados por la doctrina germano-francesa de moda en aquel momento, y querían adquirir un producto europeo ligero.

Argentina acudió a la ayuda de Francia y Alemania para fabricar el TAM, siendo precisamente éstos mismos países los fabricantes de los peores tanques de su generación, los Leopard-1 y AMX-30, con el erróneo concepto del sacrificio de la protección en aras de la movilidad, concepto descartado con el tiempo. El TAM junto a los Leopard-1 de Brasil y Chile, son hoy los únicos tanques de Latinoamérica, con el dudoso mérito de ser perforables al fuego de ametralladoras.

De tal forma, los defectos del Leopard-1 y AMX-30 pasaron al TAM. Es un tanque de escasa protección, muy vulnerable, que no aporta ninguna ventaja en caso de conflicto con sus vecinos. Los vecinos siguieron con superioridad, pues a mediados de los años 70 sus vecinos ya habían comprado tanques superiores: el Perú los T-55 soviéticos, Chile y Venezuela los AMX-30 franceses. Cuba también contaba con los bastante superiores T-62.

De tal forma, el objetivo inicial del programa TAM de tener un tanque moderno capaz de enfrentarse con superioridad a sus vecinos, no fue logrado. Se duda de si tantos gastos y sacrificios en fabricar tal producto local valieron la pena, dado de que se pudiera haber aquirido en otros países un tanque de ese rango (30-40 t.) bastante superior y a menos costo.

Tampoco se cumplieron las espectativas de su exportación. A pesar de ser probado por varios países, al final ninguno lo adquirió, por una y otra causa, siendo también un fracaso comercial.

Sin embargo, el TAM demostró que Argentina (y por ende Latinoamérica) tiene cierta capacidad para fabricar armamento pesado moderno. La familia del TAM y sus variantes, son una experiencia única en Latinoamérica.


Véase también


Enlaces externos

Herramientas personales